Servicios medicos

Legrado de diagnóstico separado

El legrado de diagnóstico por separado es un procedimiento que se prescribe con mayor frecuencia a mujeres que han cumplido los cuarenta años como prevención y tratamiento. Pero con la sospecha de ciertas enfermedades como los tumores, dicho diagnóstico del estado de la cavidad uterina junto con la provisión de atención concomitante se convierte en una verdadera salvación para los pacientes jóvenes.

En resumen, los médicos llaman una manipulación relativamente corta de la DMA: las primeras letras. Se prescribe para desplazamientos significativos del ciclo menstrual, cuando no fue posible encontrar la fuente del problema en otra cosa. Pero con mayor frecuencia, es necesaria una operación específica para corregir la desestabilización de la funcionalidad de los órganos reproductivos.

Información general

Para limpiar a fondo el canal cervical usando legrado por separado, se utiliza la vía quirúrgica. Le permite capturar material biológico desde el interior del útero. El epitelio recogido se envía a un estudio de laboratorio para determinar el estado del material, compilando posteriormente un programa detallado para su posterior recuperación.

Luego se envía una muestra de control para pruebas histológicas. Esto ayudará a determinar si la lesión detectada es un tumor de naturaleza cancerosa. Si se confirma la sospecha, el asistente de laboratorio puede al mismo tiempo determinar si el tumor identificado pertenece al campo de benignos o malignos, que ya ha logrado iniciar metástasis.

Una ventaja adicional es el hecho de que en una visita un especialista podrá tener en sus manos los indicadores de salud no solo del endocérvix, sino también del endometrio. Un enfoque integrado reduce el tiempo dedicado y también reduce significativamente la morbilidad para las mujeres.

Muchas clínicas privadas ofrecen a sus pacientes realizar un examen similar inmediatamente después de la cita inicial, registrando a la víctima en cualquier fecha conveniente. Al mismo tiempo, el precio del examen variará según la política de la parte que realiza los negocios de un centro médico separado, la clasificación del personal médico y el equipo utilizado.

Las herramientas de investigación estándar para cada hospital siguen siendo idénticas. El paciente solo tendrá que tomar el botiquín médico solicitando el paquete apropiado en la farmacia más cercana.

Dependiendo de si el procedimiento es una medida de diagnóstico o si tiene valor terapéutico, el tiempo de la manipulación, así como las herramientas utilizadas, fluctuarán. Cuando el médico envía a la víctima al RVD por la necesidad de confirmar el diagnóstico, a menudo se encuentra en una mujer:

  • fibromas;
  • poliposis;
  • endometriosis
  • cáncer cervical
  • hiperplasia endometrial

Pero si el diagnóstico se confirmó de alguna otra manera, como la tomografía computarizada con contraste, el legrado puede convertirse en una operación completa. Está dirigido a la eliminación de neoplasias en el útero y el canal cervical.

Maratón preparatorio

Habiendo descubierto lo que significa el legrado separado y cómo sucede, muchos comienzan a interesarse en el enfoque correcto de la etapa preparatoria. El punto más importante aquí es la reconciliación con el calendario del ciclo menstrual.

Esto es necesario para aumentar las posibilidades de éxito con lesiones mínimas. Es mejor tener tiempo para llevar a cabo la intervención un par de días antes del comienzo de la menstruación. Además, las operaciones se prescriben en un momento en que la menstruación ya ha comenzado y el sangrado se ha vuelto bastante fuerte.

Para los médicos, incluso el segundo escenario es preferible, ya que la membrana mucosa de los genitales se separa naturalmente. Para el paciente, esta alineación será menos dolorosa después de que la anestesia deje de actuar.

Antes de dar una dirección para la manipulación, el ginecólogo seguramente enviará a su sala a tomar exámenes para excluir factores de posibles contraindicaciones. Para proteger a una mujer, deberá pasar las siguientes pruebas:

  • coagulograma
  • formulario completado No. 50;
  • cardiograma
  • mancha en la flora;
  • examen de ultrasonido del útero.

Por separado, deberá verificar la coagulabilidad de la sangre para determinar la duración de un posible sangrado. También será útil realizar una prueba preliminar de alergia si la persona previamente lesionada nunca ha sido anestesiada. Tal preparación cuidadosa reducirá los riesgos de un posible shock anafiláctico.

Además, las precauciones se relacionan con la prohibición de la ingesta de alimentos al menos doce horas antes de la hora señalada. Debido a una restricción tan estricta, los médicos están tratando de programar un examen tan delicado en la primera mitad del día.

La esencia de la metodología.

En una situación favorable, la manipulación rara vez se extiende durante un período de más de veinte minutos. Pero por separado es necesario tener en cuenta la esterilización del campo quirúrgico circundante, incluso si se trata de diagnósticos estándar, y no una intervención quirúrgica para la extirpación del tumor.

Se necesitará un poco más de tiempo para el modo de espera, cuando el médico espere el comienzo de la acción de la anestesia. Solo después de las acciones tomadas se permite colocar la sonda en el canal cervical y en la cavidad uterina para un examen más detallado de las paredes mucosas.

Todo el material biológico recolectado en cantidades suficientes se envía a un contenedor estéril para ser transferido a un laboratorio para ensayos clínicos posteriores. Aquí es importante que la enfermera que ayuda en el diagnóstico ingrese todos los datos necesarios en el formulario:

  • información personal del paciente;
  • fecha de recogida de material;
  • el período del ciclo menstrual;
  • sitios de muestreo de epitelio;
  • diagnóstico preliminar

Para facilitar el bienestar de la víctima, los médicos insisten en realizar anestesia general. Aquí es importante proporcionar datos sobre un cardiograma para que el ginecólogo esté convencido de la salud del sistema cardiovascular. Si hay desviaciones, la introducción de anestesia puede interrumpir significativamente la actividad del músculo cardíaco. Esto está confirmado por numerosas revisiones de antiguos pacientes a quienes se les negó un tipo de operación de diagnóstico debido a enfermedades del sistema cardiovascular.

Indicaciones y contraindicaciones

Incluso si una mujer no tiene problemas con el trabajo de otros sistemas, esto no significa que se le permita realizar legrado con dolencias apropiadas. Muchas contraindicaciones de la DMA se consideran relativas, lo que significa que es posible eludir la prohibición bajo ciertas circunstancias.

Las principales contraindicaciones médicas son:

  • vulvovaginitis;
  • gonorrea
  • clamidia
  • lesiones infectadas de órganos cercanos.

A veces, un tipo de limpieza es la única forma en que el sexo más justo puede concebir nuevamente. Para aumentar las posibilidades de embarazo, un ginecólogo experimentado primero le recomendará que se someta a un tratamiento para las enfermedades anteriores. En el caso de una restauración exitosa de la salud sexual, se le recetará legrado.

Si el resultado de la intervención es exitoso, el diagnóstico obtenido o la extirpación del tumor obtenido con la ayuda de la RVD se convierte inmediatamente en la clave para poder concebir aproximadamente un mes después de la finalización de la terapia.

En el contexto de posibles contraindicaciones, las principales indicaciones cubren una gran categoría de enfermedades, entre las cuales:

  • pólipos no solo del cuello uterino, sino también del endometrio;
  • mioma
  • adenomiosis y endometriosis;
  • anomalías patológicas del endometrio;
  • interrupciones en el ciclo menstrual;
  • Síndrome de Asherman, que es un proceso comisural en el útero en cualquier etapa del desarrollo;
  • infertilidad
  • la incapacidad de dar fruto todo el tiempo;
  • sangrado uterino que no puede explicarse por otras opciones;
  • diagnóstico de cáncer en la fase temprana de desarrollo;
  • prevención de oncología uterina.

Independientemente del veredicto inicial o la sospecha médica, se requiere un examen delicado solo bajo la supervisión de un experto experimentado. Para aumentar las posibilidades de éxito, se utiliza la histeroscopia.

Ejecución paso a paso

La mayoría de los ginecólogos antes del legrado le dicen a las salas en detalle cómo se tomará el material de las paredes del órgano reproductor. Esto permite no solo orientarse en la esencia de la manipulación, sino que también conlleva una categoría psicológica para aquellos que están demasiado nerviosos, sin saber lo que les espera.

Esquemáticamente, todo el proceso se dividirá en varios pasos:

  1. Primero, una mujer está sentada en una silla ginecológica. A pesar de la simplicidad de la medida de diagnóstico, solo se puede llevar a cabo en una unidad hospitalaria. Esto garantiza la capacidad de proporcionar asistencia calificada de emergencia de inmediato.
  2. Se administra anestesia y luego la enfermera trata los genitales externos con un agente antibacteriano.
  3. Se inserta un espejo en la vagina para que el médico pueda examinar el cuello uterino en detalle.
  4. El canal se fija con una abrazadera, que es necesaria para bloquear cualquier actividad motora. De lo contrario, incluso con una contracción involuntaria, el útero puede sufrir daños graves en la superficie de la sonda.
  5. El raspado se realiza primero desde el canal cervical y luego desde la capa superior del útero. Una herramienta especial, una cureta, ayuda a hacer esto. Externamente, el dispositivo se asemeja a una cuchara que recibió un lado afilado y un mango largo.
  6. El material recuperado se transfiere a tubos estériles.

Pero entonces el algoritmo de la conducta variará. Algunos médicos completan el examen en esta etapa, finalmente tratan la vagina y el canal una vez más con un antiséptico. Pero hoy, las clínicas con equipos innovadores seguramente atraerán un histeroscopio para hacer un examen de seguimiento después de que se complete la limpieza directa.

Tal vigilancia a veces reduce la probabilidad de efectos secundarios debido a la alta morbilidad. El paciente solo tendrá que recuperarse después de la anestesia en la sala del hospital. Allí, el personal del hospital la vigilará durante unas tres horas. Si todo está bien, el mismo día el paciente puede enviar a casa.

Tendrá que esperar los resultados de las pruebas durante aproximadamente dos semanas, por lo que hasta este momento no necesita ir al hospital. Las únicas excepciones son los efectos secundarios o complicaciones repentinas.

Complicaciones y norma

Se cree que en el postoperatorio unos diez días es bastante normal, cuando el paciente continúa con un sangrado menor. Dicha descarga no debe causar problemas e incomodidades importantes. Pero si se acabó el tiempo estándar, pero no ha habido mejoras, esta es una ocasión para inscribirse en una segunda consulta.

Una reacción comprensible del cuerpo a la intervención externa se enumera como un dolor de tirón en la parte inferior del abdomen, que, según las sensaciones, se parece al dolor de la menstruación. Para reducir la sensación molesta, así como para el propósito preventivo de la víctima, se prescribe un tratamiento con antibióticos durante todo el período de terapia de rehabilitación.

Sus nombres, régimen, así como una dosis específica deben informar al médico tratante. Está estrictamente prohibido recetarse algo fuera de los límites de los medicamentos indicados en la receta, así como cambiar las reglas de admisión.

Si todo va de acuerdo al plan, entonces las manchas pueden tener un tinte marrón. Pero deberían terminar a más tardar en 10 días. Cuando una mujer se enfrenta a un sangrado, donde hay coágulos, incluso si este es el primer día, esta es una señal alarmante. El problema radica en el hecho de que los coágulos no siempre pueden emerger independientemente de forma natural. A menudo sucede que bloquean las vías, causando inflamación extensa.

Tampoco debe temer un desplazamiento del ciclo menstrual, que a veces se desvía del cronograma hasta tres meses, o incluso comienza dos semanas después de la intervención.

Para facilitar la transferencia de la fase de recuperación, vale la pena abandonar la actividad física activa y levantar pesas. También está prohibido usar tampones sanitarios, dando preferencia a las toallas sanitarias, que deben cambiarse con más frecuencia.

Otra prohibición es un baño caliente, que puede abrir el sangrado. Debido a esto, los ginecólogos insisten en reemplazar el procedimiento de higiene caliente con la adopción habitual de una ducha tibia.

Loading...