Ropa y dispositivos médicos.

Colorímetro fotoeléctrico

Un colorímetro fotoeléctrico es un dispositivo óptico diseñado para realizar mediciones precisas de la concentración de varias sustancias en soluciones.

El principio de funcionamiento de la instalación se basa en la capacidad de los líquidos coloreados para absorber un haz de luz que los atraviesa. Además, cuantos más componentes colorantes aparezcan en la solución, más fuerte será la absorción. El resultado arregla el dispositivo, pasando los datos finales al asistente de laboratorio.

Clasificación y características

Además del hecho de que todos los modelos tienen su propio precio debido a las peculiaridades de la política de precios de cada marca, existen otras opciones de clasificación según las características profesionales. Estamos hablando de la división de los agregados en tipos visuales y objetivos. La segunda opción todavía rara vez se llama fotoeléctrica.

Las modificaciones visuales difieren de los análogos en el ángulo de incidencia de la luz. Aquí, el haz que pasa a través del líquido en estudio ilumina solo una parte en el campo de visión. La luz solo cae en la segunda mitad, que es causada por el paso a través de la solución del mismo agente que se calculó previamente, y su concentración es completamente conocida.

En este escenario, se toma como resultado un resultado comparativo, que se puede lograr analizando el grosor de la primera capa cuando se compara con la intensidad del flujo de luz. Después de que el asistente de laboratorio logra con éxito una generalización de los tonos de color de ambas partes del campo de visión, se obtiene una relación esquemática. El resultado será con información relativamente precisa sobre el porcentaje de concentración de la solución de prueba.

Dependiendo de si un dispositivo digital o sus versiones más primitivas participaron en el estudio, el nivel de precisión fluctuará. Pero a escala industrial, se utilizan instalaciones bastante precisas, que han demostrado su eficacia y han dado la conexión de filtros de alta calidad. Estamos hablando de análogos modernos de colorímetros visuales clásicos: fotoelectrocolorímetros.

Su trabajo complacerá con una mayor precisión en relación con los mecanismos obsoletos, por los cuales se deben agradecer las fotocélulas innovadoras. Muy a menudo, el fabricante utiliza detectores de selenio y radiación de vacío para tales fines. Con su ayuda, resulta lograr casi la misma precisión que ofreció el primer espectrofotómetro, pero al mismo tiempo no gastar dinero en compras más caras. Además, la hoja de datos técnicos de dicho equipo avanzado de investigación de laboratorio proporciona las siguientes posiciones mejoradas:

  • multiplicadores de formato fotoelectrónico;
  • fotoresistores;
  • fotodiodos

Para determinar la fuerza de una fotocorriente particular, uno tiene que usar los valores de intensidad de la radiación de luz incidente sobre ellos. Entonces, un especialista mide el grado de absorción de luz al disolver partículas, lo que indica el valor porcentual de la concentración de la solución de prueba.

Además de los colorímetros fotoeléctricos estándar con lecturas convencionales de la intensidad actual, los colorímetros de clase de compensación están ampliamente representados en el mercado de equipos médicos. Su diseño óptico es ligeramente diferente debido a la diferencia en las señales que corresponden al estándar y la solución estudiada. La marca local se reduce a cero, lo que se logró utilizando un compensador eléctrico u óptico. El comienzo de las mediciones en esta situación se realiza con una escala de compensación.

Se cree que la técnica presentada ayuda a realizar un mejor análisis, ya que los indicadores de error no responden a:

  • cambios ambientales como fluctuaciones de temperatura;
  • propiedades inestables de elementos de la tecnología en sí.

Pero para obtener más detalles, debe "pagar" por el hecho de que la herramienta no proporciona resultados directamente. En su lugar, debe verificar la información obtenida al pasar a gráficos calificados. Se obtienen midiendo soluciones con propiedades de concentración ya estudiadas.

Áreas de aplicación

Las instrucciones para usar las diferentes categorías de colorímetro son bastante simples para los diagnósticos clínicos o de investigación con experiencia. Para instalar los nodos principales, no toma mucho tiempo con las habilidades adecuadas. Incluso la precisión provista por las últimas modificaciones del equipo satisfará con buenos resultados, nada peor que las tácticas complejas del análisis químico completo. Los marcos inferiores para medir la concentración varían dentro de un radio de 10−3 hasta 10−8 mol / l

El algoritmo de operación generalizado proporciona solo unos pocos pasos. Primero, una cubeta llena de un líquido de control con indicaciones ya conocidas deberá reorganizarse en un haz de luz. Luego, en el modo mecánico, debe girar el asa de las cuñas fotométricas circulares existentes. Cuando la aguja del galvanómetro se ajusta a cero, el movimiento se detiene.

Un haz de luz se dirige a una cubeta con un agente de control. Al mismo tiempo, la aguja del galvanómetro comienza a desviarse de su posición habitual. El asistente de laboratorio deberá fijar el valor indicado.

Luego solo queda apagar el dispositivo y colocar las cubetas usadas en orden para la próxima prueba.

En el contexto de un esquema tan simple, queda claro por qué el dispositivo tiene demanda en diversos campos de aplicaciones industriales y clínicas. La técnica es uno de los formatos más indispensables de equipos médicos que ayuda a realizar mediciones operativas de hemoglobina. También es necesario evaluar el nivel actual de bilirrubina total y directa, colesterol, proteína total, ácido úrico.

Su algoritmo es utilizado fácilmente por laboratorios médicos involucrados en el procesamiento de análisis de pruebas de timol, mediciones de hierro, creatina, glucosa e incluso lipoproteínas.

La tecnología ha encontrado su aplicación en la agricultura. Aquí, sin él, el estado químico del agua y la alimentación no está controlado. Cuando es necesario comprender si el suelo es adecuado para el cultivo de plantas o la cría de animales, también se debe usar un colorímetro fotoeléctrico. Determinará fácilmente si hay un exceso de potasio, nitratos, manganeso, magnesio o fosfatos en la muestra tomada.

Por la misma razón, el dispositivo a menudo es utilizado por los servicios ambientales, así como por los departamentos para monitorear las industrias químicas y de procesamiento de alimentos. En casos raros, los geólogos o bioquímicos requieren asistencia en la instalación durante los experimentos científicos.

Algunas personas que están lejos de las teorías físicas y químicas no siempre entienden por primera vez por qué los expertos las usan a menudo como colorímetros y espectrofotómetros fotoeléctricos. Aunque estos dos dispositivos son algo similares, realizan sus tareas de maneras ligeramente diferentes.

En el análisis espectral, se toma como base un haz de luz monocromática. En el segundo caso, el medio policromático formado por un filtro especial se toma como base. Al cambiar los filtros, resulta determinar la concentración de varios componentes en la misma solución con un error mínimo.

El factor de la operación simplificada y el costo relativamente bajo en relación con sus "competidores" directos se suman a las ventajas del equipo fotográfico.

Loading...